En Limpia Fácil no solo queremos ofrecerte servicios, también queremos darte consejos para esos días especiales en los que te levantas y decides que sería un día de limpieza perfecta a tu cargo. Sabemos que algunos días quieres coordinar todo más detalladamente.

Incluso, hay días en los que piensas hacerlo todo tú misma. Sin embargo, lo mejor es que te relajes, descanses y dejes que nuestra auxiliar de limpieza se encarga de hacerlo todo.

Ahora bien, estos pasos que vamos a compartirte te servirán tanto para coordinar tu día de limpieza perfecta por ti misma y tomar acción, como también para darle instrucciones a tu auxiliar de limpieza y que se encargue de hacer las tareas en el siguiente orden.

Esperamos que esta información te sirva para vivir la experiencia limpia.

Hacer la cama cada día permite comenzar bien el día

Suena como un poema, pero es muy cierto. Una cama bien hecha, marca la diferencia en el inicio del día, e incluso durante el mismo.

Esto se debe a que la cama bien hecha da una sensación de orden, y envía un buen mensaje a tu mente. Es así como inicias con optimismo, con alegría y buena disposición para afrontar los retos.

Al levantarte puedes hacer la cama, o si tienes auxiliar de limpieza interna, seguramente ella ya sabrá que debe hacerte la cama en el momento más apropiado.

La idea es que puedas verla bien todos los días, para que te sientas plena, en especial cuando llegues de tu trabajo y quieras descansar.

De manera que el primer punto de limpieza, podría ser hacer la cama cada día. Para ello basta con estirar y colocar bien las sábanas o el edredón.

Este tipo de actividad no tomará más de cinco minutos.

Los platos siempre limpios

Un día de limpieza perfecta se caracteriza por tener la cocina en perfecto estado, limpia y ordenada. Algo desagradable es entrar en la cocina y conseguir elementos que dan una sensación de suciedad y desorden, como el fregadero lleno de platos, cacerolas y sartenes sucias.

Esto no puede pasar en un día de limpieza perfecta, y mucho menos debe haber restos de comida en la cocina.

Tras cada comida se deben lavar los platos, sin dejar que se apilen, siempre deben estar limpios y listos para usarse de nuevo.

Es importante recoger la mesa, despejar la encimera, fregar los platos o poner el lavavajillas, esto debe ser una rutina de limpieza cada día, y te permitirá vivir una experiencia limpia satisfactoria.

Nuestras auxiliares de limpieza tienen como instrucción estar atentas a estos detalles para asegurarte una experiencia que te permita sentirte plena en un día de limpieza perfecta.

Mientras menos electrodomésticos y utensilios de cocina se acumulen en la encimera, más fácil será limpiarlos y más rápido también.

La limpieza de la nevera

Mantener el frigorífico limpio y en orden, es esencial para que cada día puedas tener esa sensación positiva de que todo está bajo control y en orden.

Así que un día perfecto de limpieza debe tener en cuenta la nevera. La nevera se abre a diario, como unas mil veces al día, y si está sucia entonces genera una sensación negativa.

Así que debes asegurarte de que se mantenga limpia y en orden en todo momento, para ello lo primero que se debe hacer es tirar todo lo que huela mal y esté caducado, y luego pasarle un trapo a los estantes y cajones.

Después de hacer todo eso, puedes proceder a organizar todo el interior de la nevera, asegúrate de dejar a mano los alimentos que más utilizas, y de mantener siempre ese orden.

Es la instrucción que puedes darle también a la encargada de limpieza. Lo siguiente es ponerle papel a los cajones de la nevera y renovarlos frecuentemente para que no se acumule la suciedad.

También es importante evitar que se acumulen restos de líquidos y comida en los cajones, para ello recuerda el consejo de colocar papel debajo, esto ayudará a que se cambien cuando estén sucios y estará el cajón limpio sin tener que hacer todo el proceso de limpiarlo.

Mantener el baño seco hace que sea un día de limpieza perfecta

El baño seco es parte de un día de limpieza perfecto, y eso lo saben nuestras auxiliares de limpieza. Por eso están calificadas para brindarte una experiencia limpia.

Tanto las gotas y restos de cal en mamparas, espejos y grifos hacen que el baño tenga un aspecto de suciedad.

Por eso es importante tener una bayeta de microfibra y una escobilla de goma para pasarle a los cristales y griferías después de la ducha o de usar el lavabo. De esa manera se conservará limpio por más tiempo.

Esto hace que el día de limpieza perfecta se puedan dejar todavía más limpios esos elementos y tu baño, junto con el resto de tu casa se verá extremadamente limpia.

Acciones para que tu casa siempre esté limpia

Además de los consejos específicos anteriores, queremos presentarte una serie de acciones que son clave para una experiencia limpia:

  • Es importante ventilar tu casa a diario, de esa manera podrá mantener el olor a limpio
  • Al momento de limpiar, lo mejor es comenzar por la zona que más difícil sea de limpiar
  • A medida que se limpia hay que ir ordenando, colocando cada cosa en su lugar
  • Primero quita el polvo, luego ordena estantes y armario, y si la casa cuenta con dos pisos, entonces comienza por el de arriba
  • Elimina los objetos y ropa que ya no uses, regálalos o véndelos, la idea es ir saliendo de los trastes, así ganarás más espacio, agiliza y facilita la limpieza mediante este paso y verás que tu casa lucirá cada vez mejor
  • Lo mejor es recoger, doblar y guardar la ropa apenas esté seca luego de lavarla
  • Evita las montañas de ropa y la presencia continua de la ropa en el tendedero
  • Recuerda que mientras más tiempo lleve la ropa sin doblarse y guardarse correctamente, se puede arrugar más e incluso llenarse de polvo

Ten en cuenta cada uno de estas acciones, nuestra recomendación para que tengas un día de limpieza perfecta una y otra vez, es que te apoyes en nuestros servicios.

Nuestras auxiliares de limpieza estarán felices de ayudarte.

Abrir chat