Si te preguntas cómo saber si llegó la hora de contratar empleada doméstica, aquí te daremos algunas señales para que tengas en cuenta. Seguramente te identificarás con muchas de estas señales, porque ya sospechas que es momento de emprender la búsqueda con más seriedad.

Sabemos que has estado preguntando entre tus amigas, conocidas, entre tus colegas, y que por el momento te apoyas en tus padres u otros familiares, e incluso de vez en cuando consigues un servicio muy ocasional. Pero tú necesitas más que eso.

Lo que necesitas es un servicio profesional de empleada doméstica que se encargue de mantener la limpieza y el orden de tu casa, que te apoye con actividades como la preparación de alimentos, entre otras.

Así que, si eres una persona con muchas tareas a nivel laboral, con objetivos que demandan la mayor parte de tu tiempo, entonces necesitas el apoyo de una empleada doméstica para que así puedas descansar. Por tanto, ¡llegó la hora de contratar empleada doméstica!

Eres una mujer multitareas

Hoy en día es muy común que tengamos que dedicarnos a muchas tareas a la vez. Eres una de esas mujeres con agendas diarias a full, con actividades como las laborales, con emprendimientos, con compromisos sociales, entre otras ocupaciones.

Necesitas cumplir con una serie de ítems para no colapsar con tus obligaciones. Están también los aspectos vocacionales. Es probable que cuentes con menos tiempo para descansar del que quisieras.

Esto puede representar un riesgo para tu salud, tanto mental como física, por eso es importante e imprescindible que te apoyes en empleadas domésticas para aligerar la carga del día a día y encontrar más espacio para descansar.

De manera que, si eres una mujer multitareas, debes estar atenta a estas señales:

  • Fatiga
  • Estrés
  • Entumecimientos musculares
  • Otros problemas físicos
  • Cansancio mental
  • Falta de concentración
  • Entre otros problemas de salud mental

Si se presentan estas señales, lo mejor es que de inmediato busques apoyo con una empleada doméstica para que se haga cargo de todas las actividades domésticas y puedes tener un mejor descanso, esto incrementará una vez más tu rendimiento.

Tareas que puedes delegar a una empleada doméstica profesional

Una empleada doméstica profesional es una altamente cualificada para llevar a cabo cada una de las tareas necesarias en el hogar.

Si cuentas con poco tiempo durante el día y la noche, para hacerte cargo de tales tareas, ya es una señal de que llegó la hora de contratar empleada doméstica.

En este sentido, la empleada doméstica puede encargarse del cuidado de tus hijos, si los tienes. Les brindará el respectivo acompañamiento y cuidado que se requiere durante las horas de tu ausencia, lo que representará un gran alivio pues ya no tendrás el estrés de no saber si están bien.

Las empleadas domésticas están capacitadas para cubrir todas las necesidades de tus hijos.

Además, también brindan apoyo en los servicios generales, como mantener tu hogar siempre limpio y en perfecto orden. Es así como encontrarás tu casa siempre en estado óptimo, lo que te permitirá descansar plácidamente.

La empleada doméstica se hará cargo del aseo de todos los espacios de tu hogar, también de los muebles y de todas las superficies.

Adicional a ello, podrás contar con el cumplimiento de laborales tales como el planchado de ropa, el lavado y la preparación de los alimentos.

Por otra parte, con una empleada doméstica también puedes despreocuparte del cuidado de los adultos mayores, si los hay en casa. Porque podrán brindar un cuidado especial. Lo que les permitirá a los adultos mayores contar con una mejor calidad de vida y disfrutar de un servicio completo.

Llegó la hora de contratar empleada doméstica: bajo qué modalidad

Es probable que te preguntes cuál de las modalidades de servicio es más conveniente para ti. Las señales anteriormente mencionadas indican que necesitas una empleada doméstica a tiempo completo, que puede ser interna o externa.

Sin embargo, ten en cuenta que también puedes contratar una empleada doméstica por horas o por días. En estos casos solo debes evaluar que se puedan cumplir las actividades que requieres para estar tranquila y descansar mejor, y que se cumplan dentro de las horas o días establecidos.

Ten en cuenta que tu casa puede necesitar de mucho cuidado, de diferentes tareas, como barrer, trapear, lavar la loza, mantener todo en orden, lavar la ropa, planchar, cocinar, hacer las compras, entre otras.

Son actividades que, incluso, se deben hacer con mucha frecuencia, y no basta con dedicarles apenas un fin de semana, y tú lo sabes.

En Limpia Fácil queremos apoyarte con nuestros servicios, te proveemos de empleadas domésticas con experiencia, con metodología de trabajo efectivo, orientación al servicio, con buena disposición y a la medida de tus necesidades.

Establecemos las actividades que representan prioridades para ti, y con eso te ayudamos a mantener un mejor ritmo de vida, para que puedas invertir más tiempo a tus objetivos, descanso y recreación, y compartir más con tu familia y amigos.

Si cuentas con poco tiempo para desarrollar las actividades diarias, y no pasas tiempo de calidad con tu familia, amigos, si no te recreas y has tenido que sacrificar tus vocaciones para rendir más y aún así sientes que no rindes, entonces necesitas de Limpia Fácil y nuestros servicios.

Contáctanos hoy, podemos ayudarte

Si te has identificado con las señales que te hemos brindado en esta publicación, y has estado en la búsqueda de opciones sin encontrar una apropiada, podemos ayudarte.

Somos una empresa sólida, responsable y comprometida, te aseguramos una experiencia limpia y 100% positiva.

Además, con Limpia Fácil puedes contar con la seguridad de tu hogar y los que habitan contigo, porque asumimos el compromiso de un servicio seguro y responsable, con empleadas domésticas que ya llevan años trabajando con nosotros y prestando servicios a nuestros clientes.